En muchos Aspectos


La revolución industrial con respecto a la construcción de casas de madera, fue algo asi como una espada de doble filo. En Europa coincidió con la disminución de los recursos madereros y la consecuencia de esta combinación fue la construcción en base a ladrillos, que sustituía al entramado de madera como método principal de edificación de casas residenciales, aunque la fabricación y la instalación de accesorios y guarniciones como puertas, ventanas, suelos y escaleras continuaban de la misma medida e incluso se beneficiaron de la mecanización de la industria maderera. En muchos países donde el suministro de madera seguía siendo razonablemente abundante, fue esta nueva eficacia de la industria de la madera la que sostenía la construcción de casas de armazón provisional y de madera, hasta el extremo de que la mayoría de las casas residenciales que hoy se construyen en Estados Unidos y Canadá son de madera.