La Naturaleza de la Madera.


No hay otro material de construcción con las propiedades de la madera la cual se complementa con el entorno debido a su apariencia que combina forma y textura. La madera responden bien a las dos exigencias de construcción, compresión y tensión. Gracias a estas características se constituye en el material adecuado como componente estructural para el entramado de la construcción. Después de tratar la madera natural con ceras de pulimiento, tintes para madera o barnices, la belleza de su veta siempre es una autentica maravilla. En una habitación, donde las paredes, el suelo, la puerta, los marcos de las ventanas, las sillas y las mesas son de madera, las diversas sutilezas de color, de luz y sombra crean una asombrosa diversidad de efectos visuales.