Las Casas Con entramado de Madera


Construidas en Europa y Escandinavia antes de la revolución industrial empleaban un promedio de dos quintas partes de la cantidad de madera necesaria para una casa de tronco de madera de dimensiones equivalente. Aunque se utilizaban diversos métodos para el entramado de madera, sobre todo el armazón en par y con bastidor de cajón, los principios básicos de la construcción seguían siendo los mismos, las paredes se construían mediante una serie de maderas aserradas, verticales y horizontales, entrelazadas que después de su correcta colocación se reforzaban con abrazaderas diagonales o curvas y se combinaba con viguetas y cabríos para formar el armazón primario de la construcción.