Y tanto Las Casas de Madera


Como las prefabricadas empezaron a proliferar principalmente en Estados Unidos y Canadá, tal como había ocurrido tal como había ocurrido antes Europa y Escandinavia. Sin embargo cuando a principios del siglo XIX se desarrolla un método de construcción revolucionario, las casas de entramado de madera con revestimiento de tablas solapadas experimentaron un auge notable, beneficiándose del gran invento de los clavos fabricados en serie por lo tanto muy económicos (antes se tenían que hacer a mano uno por uno) y de los tableros mas uniformes que salían de los aserraderos mecanizados, los armazones provisionales prescindían de los trabajos intensos y artesanales de sujetar los elementos verticales. El resultado fu la construcción de casas de madera con mayor facilidad, más rapidez y a menor coste.