Construir con Madera


En todas partes del mundo la madera ha desempeñado un papel fundamental en la historia de la humanidad y en el desarrollo de la civilización. Desde los primeros tiempos se usaba para el fuego, para obtener calor y luz y para cocinar, también servía como materia prima para confeccionar una amplia gama de herramientas y artefactos domésticos, para manufacturar muebles y para construir barcos y casas. A lo largo de los siglos, las propiedades estructurales y las cualidades estéticas únicas de la madera han asegurado su uso continuo en todos estos ámbitos, con un sinfín de nuevas técnicas así como diseños y acabados innovadores aun por explorar.