En las regiones Rurales

Con una forestación densa, como por ejemplo partes de Suecia y noruega, los Alpes suizos y austriacos, Alemania central y occidental un gran número de casas se construía con troncos de madera, las paredes las formaban los troncos redondos o de lados planos colocados horizontalmente y de forma segura uno encima del otro, generalmente con una ensambladura de almohadón en las esquinas. Debido a los inviernos tan fríos que sufrían aquellas regiones una de las principales ventajas de este tipo de construcción era el elevado grado de aislamiento que ofrecía esta masa de muro a base de troncos. No obstante en las áreas urbanas y también en las regiones rurales donde los bosques no abundan tanto, la construcción a base de troncos de árboles no constituía una opción viable, el transporte de las grandes cantidades de troncos necesaria para la construcción de una casa resultaba simplemente imposible, se necesitaba demasiado tiempo o simplemente salía a un precio demasiado costosos. En consecuencia se desarrollo un método de construcción con madera con un uso más económico de la materia prima.